Federico D'Elía, actor de cine, teatro y televisión, habló en exclusiva con Mensajero Plus sobre los viajes que hizo a lo largo de su vida, sus proyectos laborales, su pasión por Estudiantes de La Plata, y el furor que generaron Los Simuladores con el paso de los años.

¿En qué momento de tu vida estás?
Por suerte atravieso un buen momento a nivel laboral. Estoy trabajando en la serie de Diego Maradona, con muchos viajes por suerte. Voy a interpretar a Fernando “El Profe” Signorini, el histórico preparador físico que trabajó con el Diez entre 1983 y 1994, y que entrenó al plantel de la Selección Argentina para el Mundial de Sudáfrica 2010. Me toca grabar en todos los lugares donde estuvo Diego. Hasta hace poco estuve en Barcelona, próximamente iré para Nápoles, y también estaré en distintos estadios de México.

Imagino que te estás preparando mentalmente para viajar a Nápoles, donde Maradona es un emblema por ser el mejor futbolista de toda su historia...
Sí, es todo un misterio. Diego es ídolo en Nápoles, una leyenda, un ícono, y sé todo lo que significa para el pueblo italiano. Quiero que salga todo bien, y que la gente se divierta con nosotros en esta linda historia dedicada a Maradona. Es un trabajo difícil, se trata de una producción enorme de Amazon, con pocas locaciones internas y muchas en exteriores.

¿Qué significa viajar para vos?
Es hermoso. Pasan los años y cada vez lo valoro más. Me encanta viajar y también me gusta comer. En realidad, creo que el turismo y la gastronomía van de la mano.


Cuando eras chico, y en tu adolescencia, ¿cómo te relacionabas con los viajes?
Viajé muy poco, no tenía plata para hacerlo. Conocí Europa a mediados de 1988, a los 22 años. Gracias a una gira de teatro pude ir para allá. Me tocó ir a Disney un poco antes de cumplir 40 años. Me moría de ganas de conocer este lugar maravilloso, lleno de magia y diversión. Mis amigos iban, y yo siempre me quedaba con las ganas. Hoy en día, puedo decir que soy un privilegiado porque pude viajar mucho.

¿Qué lugares soñabas conocer?
Disney, sin dudas. Me generaba mucha ilusión conocer ese parque repleto de fantasías. Recuerdo que ya estaba con mi mujer, y decidí irme con Alejandro Fiore y otro amigo en común. Nos fuimos los tres, semejantes “grandulones”, pero era una cuota pendiente que tenía. No me arrepiento de nada, al contrario. Lo disfruté como un nene.


Ya que nombrás a Alejandro Fiore, aprovecho para preguntarte sobre Los Simuladores. ¿Compartiste algún viaje o anécdota junto al “grupo de personas que resuelven problemas que nadie más puede resolver”?
Por trabajo estuvimos en Uruguay. Grabamos en Punta del Este, y la pasamos muy bien. También tuve la posibilidad de viajar a Fortaleza con la familia de Martín Seefeld hace dos o tres años. Estuvimos paseando unos 15, 20 días por las playas. Con Alejandro Fiore viajamos a Miami por unos días, y después nos fuimos para Orlando. Y con Diego Peretti no tuve ninguna experiencia así.

¿Te radicaste en otro país por cuestiones laborales?
Sí. Viví en Madrid un año, cuando protagonicé “Los Simuladores España”. En ese entonces, Alejandro Fiore me vino a visitar. Me acuerdo que lo acompañaron algunos integrantes de la Brigada B como Fernando Sureda y Sergio Pasta Dioguardi. Vinieron a pasear y finalmente se quedaron diez días conmigo.

¿Qué estilo de viajero sos?
Soy un viajero tranquilo que se instala en cada destino. No me gustan los tours por varios países. Para mí, lo ideal es llegar de un viaje largo como los que suelo hacer, bajar a la tierra, relajarme, y recién ahí empiezo a disfrutar. Prefiero instalarme en un hotel o en un departamento, y tratar de hacer una vida similar a la que hago en mi propia casa. Intento escaparle al stress, para no volver tan cansado.

¿Qué es lo primero que te llama la atención cuando estás en otro país?
Por lo general me fijo mucho en las costumbres de la gente. Me gusta ver más o menos cómo viven. Aprovecho para recorrer los lugares que me recomiendan, y conocer. 

¿Cuál es el lugar que más te sorprendió?
Cuando me fui a vivir a Madrid en 2006 descubrí otra capital española, porque al principio no me gustaba. Me instalé y me enamoré. Recuerdo lugares como Šibenik, cerca de Dubrovnik, y me encantaron, al igual que Belgrado. Era un pueblo de piedras, que después se destrozó por la guerra. Otra ciudad que me sorprendió fue Taormina, en Italia. Me acuerdo específicamente de un viaje que hice a Catania. El volcán Etna estaba en erupción, y fue una experiencia increíble, no me la olvido más.


¿Preferís viajar en familia, solo o con tus amigos?
Son experiencias totalmente diferentes, y depende de cada momento. Hace poco, cuando viajé a Barcelona por trabajo, tenía la sensación que iba a estar genial, y terminé extrañando. Cuando era más chico, ni siquiera se me ocurría algo así. Disfruto mucho de viajar con mi familia, es algo que tenemos muy presente. También me gusta cuando puedo hacer alguna escapada solo con mi mujer sin que vengan los chicos.

Recién nombraste a Barcelona, es imposible no relacionarla con un tal Lionel Messi, y más para un futbolero de ley como vos. ¿Fuiste al Camp Nou?
No, no lo conozco. Mirá lo que son las vueltas de la vida. Me encanta el fútbol, puedo hablar todo el día, pero no me pude dar ese gusto. Pensé que con las grabaciones iba a poder ir, pero no. 

¿Y la cancha del Real Madrid? ¿La conocés?
Sí, fui al estadio Santiago Bernabéu. Vivía a dos cuadras cuando trabajaba en Los Simuladores España. Todos los días pasaba por la puerta, y pude ver varios partidos. 

Ya que hablamos de tu pasión por el fútbol, ¿qué tan lejos te fuiste por tu amado Estudiantes de La Plata?
Lo más lejos fue Dubái, donde jugó la final del Mundial de Clubes en 2009. Hasta ahí llegué. Por el Pincha viajé a Brasil y a Uruguay, también. La pasión transciende las fronteras.


¿Pudiste recorrer Dubái? ¿O solamente fuiste por la final?
Sí, pude conocer, pero fue rarísimo. Estuve una semana allá. Era como una escenografía gigante, porque estaba muy vacía. Es de esas ciudades en las que sí o sí tenés que tener un auto para recorrer. Las dunas y la arena no me gustaban mucho. Lo más lindo fue ver el mar repleto de hinchas de Estudiantes.

¿Te gusta viajar en avión?
No. Aunque me vaya a Mar del Plata, me cansa mucho. Hay algo que me satura. Los trámites, el llegar un rato antes para hacer el check in, el subirse al avión, la espera para el despegue, las demoras constantes... Cada vez que me bajo de uno siento un cansancio muy notorio. No sufro de miedo, por suerte, aunque me cuesta dormir. Cuando viajo en Business ahí es otro cantar, eso sí lo disfruto mucho.

¿Qué es lo que no te puede faltar en la valija?
Con el correr del tiempo fui haciéndome cada vez más experto en hacer valijas. Siento que puede faltar todo, menos los documentos y la plata. Siempre me llevo el termo y el mate como algo infaltable, pero hoy en día se consigue en cualquier lugar del mundo. Prefiero que el equipaje tenga poco peso. Trato de no despachar mi valija, así evito la espera.

¿Te gusta planificar los viajes? ¿O dejás que los destinos te sorprendan?
Por lo general planificamos cuándo podemos irnos en familia. A veces podemos, y otras no, por cuestiones laborales principalmente.


¿Cuáles son los destinos que más te interesan?
Hoy en día, me seduce más Europa. La mezcla entre lo antiguo y lo moderno me parece sensacional. Me gusta la calidad de vida que tienen los europeos. Conozco España, recorrí algunas partes de Italia, estuve en la ex Yugoslavia, y me di cuenta que viven mejor.

Si tenés que elegir un país o una ciudad que todavía no conociste, ¿cuál sería?
Hay destinos que me seducen mucho, pero trato de no desesperarme. Me encantaría ir a Escocia e Irlanda, por ejemplo. Toda esa zona me gusta. Polonia es otro país al que quisiera ir en algún momento. Australia y Nueva Zelanda también despiertan mi interés.

¿Viajaste por el país?
Sí, por supuesto. Estuve en Córdoba, Mendoza, Entre Ríos, Jujuy, Salta y Tucumán, pero debería refrescar estos destinos, porque viajé cuando era mucho más chico. De la Patagonia conozco Puerto Pirámides y Península Valdés. Recorrí bastante gracias a las giras teatrales, pero hay lugares que quedan por descubrir, como Santiago del Estero, Catamarca y Formosa, entre otras provincias.

¿Cuál es la provincia que más te gusta?
Mendoza. La conocí cuando era muy chico. En aquel entonces jugaba al rugby en el Club Los Tilos de La Plata. Hicimos una gira allá, y con un amigo paramos en la casa de un hombre que resultó ser el dueño de la bodega San Felipe. Hace diez años, por un programa de The History Channel, hicimos la Ruta del Vino, y pasamos por algunos mercados mendocinos. Es una provincia divina.


¿Y cuál es el atractivo argentino que más te maravilló?
Las Cataratas del Iguazú, sin dudas. Conocí este gran centro turístico cuando trabajé en Los Simuladores, y después volví a ir con mi familia. Es un lugar fantástico, muy particular y súper especial.

Ya hablamos de nuestro país, y ya nos metimos a fondo con tus experiencias en el exterior. ¿Cuál sentís que es tu lugar en el mundo?
Argentina. A pesar de todos los males que tenemos, la elijo no solamente por el lugar en sí, sino por las pertenencias y la gente que más quiero. Las costumbres y la cultura pesan mucho. Madrid me encanta, y cada vez que voy lo confirmo, pero no sé si podría vivir allá. Si por algún motivo me tengo que escapar de mi país, optaría por irme a España o Uruguay.

¿Considerás que el turismo es vital en nuestro país?
Debería ser muy importante. Con el país que tenemos y con los atractivos que se pueden ofrecer tranquilamente podríamos vivir del turismo. No soy un experto en el tema, pero al viajar me doy cuenta que si se recorre Argentina de punta a punta hay un circuito turístico espectacular para recorrer. Deberíamos mejorar y apostar mucho por nuestro país.

¿Te reconocieron en algún otro país que hayas visitado?
Sí, hace poco me pasó algo muy loco arriba de un avión. Una azafata extranjera me dijo “vos sos famoso”. Era una argentina suelta en Israel. Allá consumen mucho nuestras producciones. 


¿Cómo manejás el tema de la fama y lo que generás en las personas?
Por un lado lo manejo con bastante inconciencia. No me detengo a pensar en eso. No me considero una estrella o un famoso, al contrario. No soy muy amigo de la fama. Algunas cosas me generan cierta timidez y hasta me incomodan, aunque disfruto de tantas otras.

¿No te piden fuego?
Sí, eso sí (risas). Con Los Simuladores sí se generó algo único con la gente. Ya pasaron más de 15 años y sigue existiendo esa complicidad con los espectadores. Comprendo el fenómeno que generó esta tira, porque fue muy exitosa, y está claro que siempre va a estar presente. Nos va a acompañar todos los días de nuestras vidas. No hay un solo día en el que salga a la calle y no me digan algo relacionado al personaje que interpreté como Mario Santos.

Por último, la pregunta que todos queremos saber: ¿vuelven Los Simuladores?
En la calle me consultan lo mismo todos los días. Ahora te puedo decir que no van a volver. Fue una serie muy compleja de hacer con un resultado espectacular. Es muy difícil que Damián Szifron pueda escribir y tenga tantas ideas todo el tiempo. Cada vez que nos reunimos lo hablamos. Los Simuladores es cine, y el cine hecho en televisión va a contramano. Tenemos ganas de hacer una película, pero por ahora estamos lejos. El deseo está, así que dejo la puerta abierta.

Quiero ser un Ciudadano del mundo
Formá parte de esta comunidad de viajeros e informate desde cualquier lugar
Notas relacionadas
Confían en nosotros
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar","nosotros","contacto"]
[{"id_banner":"10","id_type":"1","sync":"norwegian","priority":"1"},{"id_banner":"11","id_type":"1","sync":"alamo","priority":"1"},{"id_banner":"12","id_type":"1","sync":"melia","priority":"10"},{"id_banner":"18","id_type":"10","sync":null,"priority":"0"},{"id_banner":"22","id_type":"12","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"23","id_type":"12","sync":"","priority":"1"},{"id_banner":"26","id_type":"13","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"27","id_type":"13","sync":"sixt","priority":"1"},{"id_banner":"31","id_type":"15","sync":null,"priority":"10"},{"id_banner":"32","id_type":"16","sync":null,"priority":"10"},{"id_banner":"38","id_type":"1","sync":"st.pete","priority":"10"},{"id_banner":"39","id_type":"1","sync":"salta","priority":"1"},{"id_banner":"40","id_type":"1","sync":"cordoba","priority":"1"},{"id_banner":"41","id_type":"1","sync":"rionegro","priority":"1"},{"id_banner":"42","id_type":"1","sync":"havanatur","priority":"1"},{"id_banner":"43","id_type":"1","sync":"cuba","priority":"1"},{"id_banner":"45","id_type":"2","sync":"norwegian","priority":"1"},{"id_banner":"47","id_type":"2","sync":"salta","priority":"1"},{"id_banner":"48","id_type":"2","sync":"cordoba","priority":"1"},{"id_banner":"49","id_type":"2","sync":"","priority":"1"},{"id_banner":"50","id_type":"2","sync":"havanatur","priority":"1"},{"id_banner":"51","id_type":"2","sync":"cuba","priority":"1"},{"id_banner":"54","id_type":"4","sync":"sixt","priority":"1"},{"id_banner":"57","id_type":"4","sync":"","priority":"1"},{"id_banner":"58","id_type":"4","sync":"","priority":"1"},{"id_banner":"62","id_type":"17","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"63","id_type":"17","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"65","id_type":"17","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"66","id_type":"17","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"67","id_type":"17","sync":"","priority":"1"},{"id_banner":"68","id_type":"17","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"69","id_type":"17","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"70","id_type":"17","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"81","id_type":"5","sync":"sixt","priority":"1"},{"id_banner":"84","id_type":"5","sync":"aireuropa","priority":"1"},{"id_banner":"99","id_type":"20","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"102","id_type":"21","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"105","id_type":"21","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"120","id_type":"13","sync":"","priority":"1"},{"id_banner":"121","id_type":"13","sync":"","priority":"1"},{"id_banner":"126","id_type":"12","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"127","id_type":"12","sync":"","priority":"1"},{"id_banner":"128","id_type":"12","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"129","id_type":"12","sync":"","priority":"1"},{"id_banner":"132","id_type":"22","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"134","id_type":"23","sync":"alamo","priority":"1"},{"id_banner":"137","id_type":"23","sync":"norwegian","priority":"1"},{"id_banner":"138","id_type":"23","sync":"st. pete","priority":"10"},{"id_banner":"139","id_type":"23","sync":"salta","priority":"10"},{"id_banner":"140","id_type":"23","sync":"cordoba","priority":"1"},{"id_banner":"141","id_type":"23","sync":"rionegro","priority":"1"},{"id_banner":"142","id_type":"23","sync":"havanatur","priority":"1"},{"id_banner":"143","id_type":"23","sync":"cuba","priority":"1"},{"id_banner":"145","id_type":"24","sync":"norwegian","priority":"1"},{"id_banner":"147","id_type":"20","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"148","id_type":"21","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"149","id_type":"20","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"151","id_type":"24","sync":"salta","priority":"1"},{"id_banner":"153","id_type":"24","sync":"cordoba","priority":"1"},{"id_banner":"155","id_type":"24","sync":"rionegro","priority":"1"},{"id_banner":"156","id_type":"20","sync":null,"priority":"10"},{"id_banner":"157","id_type":"21","sync":null,"priority":"10"},{"id_banner":"158","id_type":"24","sync":"havanatur","priority":"1"},{"id_banner":"159","id_type":"24","sync":"cuba","priority":"1"},{"id_banner":"163","id_type":"20","sync":null,"priority":"10"},{"id_banner":"164","id_type":"21","sync":null,"priority":"10"},{"id_banner":"165","id_type":"20","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"166","id_type":"21","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"172","id_type":"20","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"173","id_type":"21","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"176","id_type":"26","sync":"sixt","priority":"1"},{"id_banner":"179","id_type":"26","sync":"aireuropa","priority":"1"},{"id_banner":"181","id_type":"27","sync":"sixt","priority":"1"},{"id_banner":"183","id_type":"30","sync":"","priority":"1"},{"id_banner":"184","id_type":"30","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"185","id_type":"30","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"186","id_type":"30","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"191","id_type":"27","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"192","id_type":"26","sync":"seaworld","priority":"1"},{"id_banner":"194","id_type":"32","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"195","id_type":"20","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"196","id_type":"21","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"197","id_type":"20","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"199","id_type":"20","sync":"Jamaica","priority":"10"},{"id_banner":"200","id_type":"21","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"201","id_type":"20","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"202","id_type":"21","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"204","id_type":"13","sync":"aerolineas","priority":"1"},{"id_banner":"205","id_type":"26","sync":"aerolineas","priority":"1"},{"id_banner":"206","id_type":"4","sync":"aerolineas","priority":"1"},{"id_banner":"207","id_type":"5","sync":"aerolineas","priority":"1"},{"id_banner":"208","id_type":"27","sync":"aerolineas","priority":"1"},{"id_banner":"215","id_type":"20","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"216","id_type":"21","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"220","id_type":"21","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"221","id_type":"20","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"222","id_type":"20","sync":"sandos","priority":"10"},{"id_banner":"223","id_type":"21","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"224","id_type":"20","sync":"","priority":"10"}]