El bailarín, coreógrafo, director teatral, y arquitecto argentino habló a solas con Mensajero Plus, y se refirió a sus mejores experiencias al momento de viajar por el mundo.

¿Qué significa viajar en tu vida? ¿Te gusta conocer distintas partes del país o preferís viajar por el mundo?

A mí me gusta viajar a todos lados. Obviamente el país lo fui conociendo a través de las giras, y cuando era chico también, porque viví en dos o tres provincias. He estado en Villa Carlos Paz y en Ciudad de Córdoba, por ejemplo. Yo nací en Tostado (Santa Fe), y apenas me recibí como arquitecto viajé a los Estados Unidos y desde allí fui a Canadá. Cada viaje es una experiencia distinta. Cuando llegué por primera vez a Buenos Aires, a los 7 años, fue muy fuerte, porque descubrí una ciudad que no se me hubiera ocurrido nunca que existiera. 
Me sorprendí de la misma manera con Nueva York. Cuando uno llega por primera vez a un lugar, esa sensación siempre es diferente a cualquier otra, porque es todo nuevo, y la magnitud, las sorpresas, son espectaculares.

¿Cuáles fueron los destinos que más te sorprendieron?

Buenos Aires fue una de esas grandes sorpresas. Era en la década del ‘60 y me acuerdo que mi papá me llevó a caminar por la Avenida Corrientes, y me mostró todas las esquinas. ¡Estaba fascinado! 
Otro recuerdo muy fuerte lo tengo cuando a mis 25 años viajé a Nueva York. Fue un gran impacto por lo arquitectónico, por el movimiento de los ‘70, muy emblemático en todo el mundo en la liberación y represión a la vez. Había que convivir o aprender a entender que en ese mundo tan liberal había matices muy oscuros como el nacimiento del HIV. 
Brasil fue otro lugar que me cambió, donde seguí descubriendo gente de otros países. Cuando uno es joven se relaciona de una manera, y no es el mismo vínculo que se establece con más experiencia. 
Otro gusto que me pude dar después de muchos años fue viajar a Italia.Fui a Milán para hacer un trabajo con “Tango Mitos”, un espectáculo muy emblemático para nosotros como directores. Tuve que demostrar que hay otros estilos para mostrar la cultura del tango. Esa experiencia fue impactante, y sentí que había cumplido una etapa. En España conocí Madrid y Vigo, donde experimenté situaciones muy descontracturadas en la playa, que ni por casualidad podría disfrutar en la Argentina. Lamentablemente, estamos muy lejos de lo que sucede en otras partes del mundo. Afuera hay mucha más libertad, menos prejuicios, incluso una mujer de 80 años puede caminar desnuda por la playa como si nada. Desafortunadamente, en esta etapa del siglo XXI nos seguimos sorprendiendo de estas libertades que tienen los europeos.

¿Considerás que es un retroceso de nuestra cultura?

Nosotros hace rato que no arrancamos. Todo empieza con el “no”, y después vamos al “sí”, casi por obligación. Esto es un retroceso para nuestro país, en todos los aspectos. A todo se le encuentra algo negativo, en vez de destacar lo positivo. Primero es lo malo, y después lo bueno, si es que realmente hay ganas y tiempo. Desde esa perspectiva es muy difícil cambiar la forma de pensar. Por eso, creo que “disfrutar” es uno de los problemas más serios que tenemos los argentinos. No sabemos gozar la vida, salvo aquellas personas que tuvieron la posibilidad de viajar y mirar otros ejemplos en el mundo. Creo que hoy esa posibilidad es más cercana. En la década del ‘70 u ‘80, ir a Europa o Estados Unidos era solamente para los “elegidos”. 
Por suerte, los viajes te enseñan, y siempre hay un aprendizaje nuevo.

¿Recordás con exactitud todos los lugares que visitaste?

No fueron tantos: Brasil, Chile, Estados Unidos, Canadá, Italia y España.
Fui recorriendo ciudades de distintas regiones, como Florianópolis o Bahía; Nueva York, San Francisco y Montreal; Milán, Madrid y Vigo. 
La última vez que estuve en Italia fue gratificante, estuve en Roma, Viena, Pisa, Florencia, y de ahí me fui a Barcelona. Esa parte me encantó, y fue un viaje muy especial, con mucha carga emotiva porque salía de una seria operación y en esos primeros seis meses, estaba muy sensibilizado. Tuve la posibilidad de conocer al Papa, y fue algo muy espiritual.
Estoy en una etapa de mi vida en la que lo único que quiero es disfrutar. No estoy trabajando, así que aprovecho para visitar a mis amigos lo más que puedo. Me pasé la vida albergando gente, así que ahora hago que me alojen como sea. Por eso me voy a Villa Carlos Paz, Mar del Plata, Pinamar, para despejar la cabeza durante el verano.

¿Te gustan los atractivos turísticos de Argentina?

Nuestro país tiene paisajes maravillosos. Conozco Cataratas del Iguazú, el Tren a las Nubes, Tucumán, Salta, Jujuy... creo que son lugares espectaculares. Tienen una impronta que es maravillosa para el mundo. Lamentablemente nosotros no sabemos apreciarla ni disfrutarla. Mendoza me gusta, Bariloche me encanta, el Glaciar Perito Moreno, Ushuaia... por suerte pude conocer lugares que ni siquiera sabía que existían, como el Lago Fagnano. Las giras teatrales me permitieron recorrer Argentina, muchas veces en avión, y otra gran parte en micro. Hoy en día aprendí a disfrutar más cada vez que viajo a estos lugares que, por el ritmo de trabajo que llevaba en una gira, no podía apreciar en su totalidad.

En tus viajes ¿te gusta tener todo planificado o preferís que el destino te sorprenda?

Cuando era más chico, era más osado, me iba sin saber a dónde, no aprendí nunca inglés, era un kamikaze que recorría el mundo. Hice amigos en Chile y en Brasil, en Nueva York también, con argentinos que residían allá o simplemente estaban de paso. En Europa me encontré con otras amistades, y me parece que si hiciera un camino más largo seguramente me voy a encontrar con conocidos, o me voy a hacer “amigote” de alguien. Hoy, en Argentina, se da más esa situación. Gracias a las giras tengo conocidos en todos los lugares que recorrí. Córdoba es diferente porque es una ciudad en la que viví. Tengo más conexión allá, o en Mar del Plata.

¿Cuál es tu lugar en el mundo?

Buscaría uno que tenga mar o un lago. Me parece que ahí podría disfrutar por completo. Aunque me encanta la montaña, como Bariloche, en verano. Me gusta mucho Villa Carlos Paz, aunque hace un poquito más de calor, pero la paso bárbaro, porque estoy con mis amigos. Si tengo que basarme solamente en el mar, elijo a Brasil o Punta del Este. Mar del Plata es emblemática, a nivel arquitectónico es increíble. Tiene un efecto escénico impresionante. Es una de las ciudades más lindas de toda la costa.

Cuando armás la valija, ¿qué es lo primero que guardás que no te puede faltar?

Guardo tantas “pavadas” que todo lo que necesito no lo tengo. Fueron tantas giras, con tantos movimientos de equipajes, con armados y desarmados en 24 horas, que perdí la dedicación de armar la valija como corresponde. Trato de ser ordenado, y pensar qué me puede hacer falta, pero siempre hay un conjunto que no va, o que no sé ni para qué lo llevo, porque no lo uso. Hay veces en las que armo valijas como si estuviese 20 días afuera de mi casa, y por ahí me fui solamente 3. No tengo un “ritual” para armarla.

¿Te animaste a probar las comidas regionales de los lugares a los que viajaste?

En general sí, porque yo como de todo. Obviamente hay determinados pescados que no me gustan, pero me encantan los mariscos, pero la comida de Brasil es la que menos me apetece. En Uruguay me encanta comer el pan, las facturas, y la repostería. Me gusta probar las empanadas de cada lugar. Cuando voy al sur, es un clásico comer cordero, chivito, o salmón. Son esas delicias que uno no come en la vida diaria. No soy de probar comidas exóticas, ni bichos. No se me ocurriría comer ningún insecto. Creo que son espantosos.

¿Te gusta viajar en avión?

Me gusta, pero debo reconocer que le tengo un poco de miedo. Ahora viajo un poco más tranquilo, pero no tanto. Después de mi última operación tengo que hacer una preparación física exclusiva para el viaje, y tengo que inyectarme medicinas para no provocarme ninguna situación complicada. Me gusta el tren, y me encantaría que volvieran con el mismo formato que en Europa para recorrer el país entero. Sería excelente tener más conectividad de trenes de primera línea. Los tuvimos, pero lamentablemente no están más.

Si tuvieras que elegir un lugar del mundo que te gustaría conocer. ¿cuál sería?

Por un lado, me encantaría ir a Japón, por lo arquitectónico y estético. Por suerte me gané un viaje a México, así que tengo un nuevo país para conocer. 
No conozco Miami, nunca me atrapó, aunque tengo la intriga de ver cómo es. Algún día tendré que ir. 
Me gustaría conocer a fondo el Caribe, y también quisiera viajar a Praga, Croacia, Alemania también podría ser otra elección interesante por el contexto histórico. 
Si tengo que elegir un lugar exótico, opto por Madagascar. Total, nunca se sabe si vas a poder ir o no. El Océano Índico tampoco me atrapa, porque no me gustan los tsunamis ni los terremotos. No me interesan en lo más mínimo, y prefiero evitarlos.

¿Qué reflexión hacés del turismo argentino?

Sería bueno que en Argentina se empiece a entender el concepto del turismo, porque es una industria importante. Hay que preocuparse, y capacitar a la gente. Muchos más deberían entender que es un negocio que no se hace en quince días o en un mes. Los trabajos buenos son a largo plazo, para generar un lugar con mucha impronta. Creo que es una tarea fundamental de las intendencias y de las gobernaciones para que se promuevan lugares maravillosos de nuestro país. Tenemos todos los climas y recursos necesarios para poder disfrutar, y muchas veces nos equivocamos en la manera de ver las cosas. Creo que está relacionado con las Políticas de Estado. El turismo es fundamental para que la gente pueda venir a conocer este hermoso país, y para venir a vivir también. Le abrimos la puerta al mundo, pero también hay que entender que el mundo, muchas veces, no nos abre las puertas de la misma manera. Entonces, también se debe buscar cierto “equilibrio” en estas situaciones. 
Creo que cada provincia tiene lugares que son emblemáticos y si todo estuviera planificado para que la gente pueda disfrutar con buenos precios, como pasa en Europa, sería excelente. No puede ser que un viaje desde Buenos Aires a Bariloche salga lo mismo que ir a Europa. Es una locura, no estamos entendiendo nada. La realidad es que el mundo mira al turismo desde otro lugar, y debemos alinearnos de la misma forma.

Quiero ser un Ciudadano del mundo
Formá parte de esta comunidad de viajeros e informate desde cualquier lugar
Notas relacionadas
Confían en nosotros
["\/","seccion","nota","encuesta","opinion","autor","tag","buscar","nosotros","contacto"]
[{"id_banner":"10","id_type":"1","sync":"norwegian","priority":"1"},{"id_banner":"11","id_type":"1","sync":"alamo","priority":"1"},{"id_banner":"16","id_type":"8","sync":null,"priority":"10"},{"id_banner":"17","id_type":"8","sync":null,"priority":"10"},{"id_banner":"18","id_type":"10","sync":null,"priority":"0"},{"id_banner":"19","id_type":"11","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"22","id_type":"12","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"23","id_type":"12","sync":"","priority":"1"},{"id_banner":"24","id_type":"12","sync":"","priority":"1"},{"id_banner":"26","id_type":"13","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"27","id_type":"13","sync":"sixt","priority":"1"},{"id_banner":"31","id_type":"15","sync":null,"priority":"10"},{"id_banner":"32","id_type":"16","sync":null,"priority":"10"},{"id_banner":"37","id_type":"2","sync":"alamo","priority":"1"},{"id_banner":"38","id_type":"1","sync":"santafe","priority":"1"},{"id_banner":"39","id_type":"1","sync":"salta","priority":"1"},{"id_banner":"40","id_type":"1","sync":"cordoba","priority":"1"},{"id_banner":"41","id_type":"1","sync":"rionegro","priority":"1"},{"id_banner":"42","id_type":"1","sync":"havanatur","priority":"1"},{"id_banner":"43","id_type":"1","sync":"cuba","priority":"1"},{"id_banner":"44","id_type":"1","sync":"entrerios","priority":"1"},{"id_banner":"45","id_type":"2","sync":"norwegian","priority":"1"},{"id_banner":"46","id_type":"2","sync":"santafe","priority":"1"},{"id_banner":"47","id_type":"2","sync":"salta","priority":"1"},{"id_banner":"48","id_type":"2","sync":"cordoba","priority":"1"},{"id_banner":"49","id_type":"2","sync":"","priority":"1"},{"id_banner":"50","id_type":"2","sync":"havanatur","priority":"1"},{"id_banner":"51","id_type":"2","sync":"cuba","priority":"1"},{"id_banner":"52","id_type":"2","sync":"entrerios","priority":"1"},{"id_banner":"53","id_type":"4","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"54","id_type":"4","sync":"sixt","priority":"1"},{"id_banner":"57","id_type":"4","sync":"","priority":"1"},{"id_banner":"58","id_type":"4","sync":"","priority":"1"},{"id_banner":"62","id_type":"17","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"63","id_type":"17","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"64","id_type":"17","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"65","id_type":"17","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"66","id_type":"17","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"67","id_type":"17","sync":"","priority":"1"},{"id_banner":"68","id_type":"17","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"69","id_type":"17","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"70","id_type":"17","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"81","id_type":"5","sync":"sixt","priority":"1"},{"id_banner":"84","id_type":"5","sync":"aireuropa","priority":"1"},{"id_banner":"99","id_type":"20","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"102","id_type":"21","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"105","id_type":"21","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"120","id_type":"13","sync":"","priority":"1"},{"id_banner":"121","id_type":"13","sync":"","priority":"1"},{"id_banner":"126","id_type":"12","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"127","id_type":"12","sync":"","priority":"1"},{"id_banner":"128","id_type":"12","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"129","id_type":"12","sync":"","priority":"1"},{"id_banner":"130","id_type":"12","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"132","id_type":"22","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"134","id_type":"23","sync":"alamo","priority":"1"},{"id_banner":"135","id_type":"24","sync":"alamo","priority":"1"},{"id_banner":"137","id_type":"23","sync":"norwegian","priority":"1"},{"id_banner":"138","id_type":"23","sync":"santafe","priority":"1"},{"id_banner":"139","id_type":"23","sync":"salta","priority":"1"},{"id_banner":"140","id_type":"23","sync":"cordoba","priority":"1"},{"id_banner":"141","id_type":"23","sync":"rionegro","priority":"1"},{"id_banner":"142","id_type":"23","sync":"havanatur","priority":"1"},{"id_banner":"143","id_type":"23","sync":"cuba","priority":"1"},{"id_banner":"144","id_type":"23","sync":"entrerios","priority":"1"},{"id_banner":"145","id_type":"24","sync":"norwegian","priority":"1"},{"id_banner":"146","id_type":"24","sync":"santafe","priority":"1"},{"id_banner":"147","id_type":"20","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"148","id_type":"21","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"149","id_type":"20","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"151","id_type":"24","sync":"salta","priority":"1"},{"id_banner":"153","id_type":"24","sync":"cordoba","priority":"1"},{"id_banner":"155","id_type":"24","sync":"rionegro","priority":"1"},{"id_banner":"156","id_type":"20","sync":null,"priority":"10"},{"id_banner":"157","id_type":"21","sync":null,"priority":"10"},{"id_banner":"158","id_type":"24","sync":"havanatur","priority":"1"},{"id_banner":"159","id_type":"24","sync":"cuba","priority":"1"},{"id_banner":"160","id_type":"24","sync":"entrerios","priority":"1"},{"id_banner":"163","id_type":"20","sync":null,"priority":"10"},{"id_banner":"164","id_type":"21","sync":null,"priority":"10"},{"id_banner":"172","id_type":"20","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"173","id_type":"21","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"175","id_type":"26","sync":"tucanotours","priority":"1"},{"id_banner":"176","id_type":"26","sync":"sixt","priority":"1"},{"id_banner":"179","id_type":"26","sync":"aireuropa","priority":"1"},{"id_banner":"181","id_type":"27","sync":"sixt","priority":"1"},{"id_banner":"183","id_type":"30","sync":"","priority":"1"},{"id_banner":"184","id_type":"30","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"185","id_type":"30","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"186","id_type":"30","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"191","id_type":"27","sync":null,"priority":"1"},{"id_banner":"192","id_type":"26","sync":"seaworld","priority":"1"},{"id_banner":"194","id_type":"32","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"195","id_type":"20","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"196","id_type":"21","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"197","id_type":"20","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"198","id_type":"21","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"199","id_type":"20","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"200","id_type":"21","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"201","id_type":"20","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"202","id_type":"21","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"204","id_type":"13","sync":"aerolineas","priority":"1"},{"id_banner":"205","id_type":"26","sync":"aerolineas","priority":"1"},{"id_banner":"206","id_type":"4","sync":"aerolineas","priority":"1"},{"id_banner":"207","id_type":"5","sync":"aerolineas","priority":"1"},{"id_banner":"208","id_type":"27","sync":"aerolineas","priority":"1"},{"id_banner":"209","id_type":"23","sync":"entrerios","priority":"1"},{"id_banner":"210","id_type":"12","sync":"entrerios","priority":"1"},{"id_banner":"211","id_type":"1","sync":"entrerios","priority":"1"},{"id_banner":"212","id_type":"4","sync":"amresorts","priority":"5"},{"id_banner":"213","id_type":"26","sync":"amresorts","priority":"1"},{"id_banner":"214","id_type":"13","sync":"amresorts","priority":"1"},{"id_banner":"215","id_type":"20","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"216","id_type":"21","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"217","id_type":"23","sync":"jujuy","priority":"1"},{"id_banner":"218","id_type":"1","sync":"jujuy","priority":"1"},{"id_banner":"219","id_type":"12","sync":"jujuy","priority":"1"},{"id_banner":"220","id_type":"21","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"221","id_type":"20","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"222","id_type":"20","sync":"","priority":"10"},{"id_banner":"223","id_type":"21","sync":"","priority":"10"}]